Tres especies de animales amenazadas por caza furtiva en islas

Por: http://www.elcomercial.com.ar/ El carpincho, el lobito de río y el pato real son la especies de animales más amenazadas por la caza furtiva en las islas entrerrianas del río Paraná, que según una organización ambientalista es practicada por personas que en su gran mayoría “llegan en lanchas procedentes de guarderías náuticas de Santa Fe”.
La denuncia fue efectuada por la organización “El Paraná no se Toca” y ratificada a Télam por el director de Puertos y Fiscalización de Islas de la Municipalidad de Victoria (Entre Ríos), Martín Cudini.
Ante esa situación y para proteger la fauna silvestre del lugar, en los últimos meses se han intensificado los controles por parte del Cuerpo local de Guardafaunas, como de la Policía Entrerriana y Gendarmería Nacional.
Además de preservar las especies de animales que habitan ese humedal (una de las reservas de agua dulce más importantes del mundo), los operativos apuntan a poner fin al descontrolado uso de armas de personas que se dedican a la caza furtiva e ilegal.
“Esa gente, en su mayor parte llega en lancha desde las guarderías náuticas de Santa Fe”, denuncia un informe de la ONG ecologista.
Y agrega: “si bien el isleño se nutre de los bienes que brindan los humedales y caza nutrias y carpinchos para subsistir, también es de público conocimiento que mucha gente que vive en las ciudades encuentra entretenimiento en las islas matando fauna silvestre por el solo hecho de divertirse”.
Ese acto de depredación “además de llevarse la vida de animales que presentan complicados grados de amenaza de extinción, representa un riesgo para el ambiente por la cantidad de plomo contaminante que cae sobre los espejos de agua dulce y también para el ganado y la gente por las distancias que viajan las balas perdidas”, advierte la denuncia.
“Muchas de las armas incautadas cada semana no son escopetas de perdigones sino carabinas y fusiles de largo alcance”, puntualiza la organización ambientalista.
Debido a la caza furtiva e ilegal en las islas, tres especies de animales -con críticos grados de amenaza de extinción- aparecen como ´trofeos´ por quienes se dedican a matar fauna silvestre por diversión”, contó a Télam el director de Puerto y Fiscalización de Islas, Martín Cudini.
“El carpincho (Hidrochaerus hidrochaeris), el roedor más grande del mundo); el lobito de río (Lontra longicaudis), considerado monumento natural en Corrientes, y el pato real (Cairina moschata), que es un enorme pato nativo cuyas poblaciones presentan una situación crítica en las islas del departamento Victoria”, detalló.
Para Cudini, existe un gran inconveniente a la hora de proteger la fauna silvestre de las islas “frente a los permisos de caza deportiva, que sí bien son legales, no se delimitan las zonas, y nosotros tampoco tenemos los medios adecuados para el control”.
“Acá por ejemplo, vienen turistas extranjeros para la época de la caza deportiva del pato, disparan miles de municiones y dejan tirados a los animales muertos. Mi idea es que cada excursión de caza sea acompañada por un guardafauna, pero resulta que chocamos con intereses de empresas privadas que patrocinan este tipo de actividades”, apuntó.
Cudini explicó que “tenemos 350.000 hectáreas de islas solo en el departamento Victoria, y contamos con una sola embarcación y apenas 12 personas para patrullar toda el área”.
“El Paraná no se Toca” señaló también que “conseguir armas para cazar en la provincia de Santa Fe es muy sencillo y hasta legal”, y que su transporte “tampoco encuentra obstáculos: en las guarderías náuticas no hay ningún control y las armas se cargan sobre las lanchas a la vista de todos”.
“Con esta zona liberada para la compra, la tenencia y el transporte de armas, las especies animales de los humedales del departamento Victoria se ven continuamente amenazadas por la gran cantidad de cazadores que día tras día salen desde las costas santafesinas a buscar su ´trofeo´”, destaca la entidad ecologista.
Y por esa razón es que en los últimos meses “se han intensificado los controles desde el lado entrerriano”, informó la ONG.
“Quedamos a la espera que desde Santa Fe también se colabore para hacer una sociedad más pacífica y se defiendan los humedales que, además de ser reservas de agua dulce, representan el último estandarte natural que sobrevive en medio de las grandes extensiones urbanas y sojeras”, consideró la entidad ambientalista.- (Télam)

Comparte esta entrada en al red:

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario